quinta-feira, 19 de Julho de 2012

ESPAÑA SE ECHA A LA CALLE… Y RAJOY SE ESFUMA




Inédita unidad sindical y social ante los recortes de Rajoy

Más de veinte organizaciones y colectivos respaldan las manifestaciones de esta tarde. La indignación contra las duras medidas del Gobierno recorrerá las calles de más de ochenta ciudades de todo el país

ELENA HERRERA, Madrid – Publico.es

El mayor hachazo al Estado del bienestar anunciado hace hoy ocho días por el presidente del Gobierno y ampliado después en el Boletín Oficial del Estado tendrá una respuesta unitaria en la calle. Más de veinte organizaciones sociales y sindicales, incluido el Movimiento 15-M, respaldan esta tarde la convocatoria de manifestaciones acordada por las principales centrales, CCOO y UGT, horas después de que Mariano Rajoy desplegara en el Congreso su nuevo paquete de recortes. Las movilizaciones tendrán lugar en más de ochenta pueblos y ciudades de todo el país.

De manera inédita, aseguran fuentes sindicales, los logos de los principales sindicatos de clase lucirán en la cabecera de la marcha de Madrid junto a organizaciones sectoriales como el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Unión Federal de Policía (UFP), la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Unión de Actores o la anarcosindicalista Confederación General del Trabajo (CGT). También estarán representados en esa pancarta la Confederación Europea de Sindicatos (CES) o el CSI-F, organización que tiene altas cotas de afiliación en la función pública, uno de los colectivos más afectados por las medidas del Gobierno del PP.

La Plataforma Social en defensa del Estado del bienestar y los Servicios Públicos también tendrá su hueco en la cabecera. Desde este colectivo, integrado por más de 55 sindicatos y asociaciones de la sociedad civil, se anima a plantar cara en la calle a unas medidas que, según sus integrantes, el Gobierno ha adoptado para volver a "eximir" de responsabilidades y compromisos al sector financiero, empresarial y a las rentas más altas. Todo ello, continúan, mientras se "carga" contra los parados, los pensionistas, los dependientes, los enfermos, los empleados públicos y la ciudadanía en general.

Se da la circunstancia además que, poco antes que eche a andar la manifestación de Madrid, está previsto que la mayoría conservadora en el Congreso refrende el real decreto que incluye las duras medidas con las que el Gobierno pretende reducir el déficit público. Entre ellas, la subida del IVA, la supresión de la paga de Navidad para los funcionarios, o la reducción de la prestación por desempleo.

La crudeza de estos recortes, insisten los convocantes, ha motivado que organizaciones y sindicatos hayan hecho un "esfuerzo de unidad" para plantarles cara. También el 15-M, que aunque acordó secundar la convocatoria de CCOO y UGT con el mismo recorrido, no estará en la cabecera. No obstante, participantes del movimiento de los indignados aseguran a Público que, aunque mantienen sus reticencias respecto a las cúpulas de las centrales mayoritarias, entre sus integrantes ha comenzado a calar la idea de que es necesaria la unidad.

Argumentos similares arguyen desde CGT, sindicato anarcosindicalista tradicionalmente alejado de las tesis defendidas por UGT y CCOO. Su secretario de Acción Sindical, Ángel Luis García, dice que es momento de "estar a la altura". "La situación ha cambiado, el ataque a los derechos de los trabajadores es tan brutal que merece una respuesta unitaria", señala.

Fuentes de unas centrales mayoritarias aseguran, asimismo, que el objetivo es que las insignias de CCOO y UGT no tengan "protagonismo absoluto" en estas manifestaciones. "El objetivo es sumar a todo lo que se mueve, a sindicatos minoritarios, plataformas sociales, asociaciones de vecinos e incluso al 15-M", señalan. No obstante, en la marcha de Madrid habrá dos pancartas. "Una primera [lona] en la que participarán las confederaciones sindicales, así como otro tipo de organizaciones, y una segunda pancarta, compuesta por representantes de las organizaciones sindicales madrileñas", informa el secretario de Política Sindical y Relaciones Laborales de CCOO de Madrid, José Manuel Juzgado Feito.

Al término de la manifestación de Madrid tampoco habrá discursos de los líderes sindicales. Serán los escritores Benjamín Prado y Lourdes Ortiz los que leerán un manifiesto que recoge las reivindicaciones y las quejas de todos los convocantes.


Noticias relacionadas

Sem comentários: